Crianza con Ternura y las experiencias adversas en la niñez

Juan Pablo Venegas · 27/11/2018 09:00:00 AM >

 

Crianza con ternuraExiste una asociación directa entre el estrés en el desarrollo infantil y su efecto en nuestra salud adulta. Un cóctel de cortisol y adrenalina, puede llegar a perturbar nuestra salud  no sólo con  un impacto a corto plazo, sino que de muy largo impacto.

Si hay información preciada en el mundo de la crianza, es aquella que refiere a los efectos que el estrés crónico tiene en el desarrollo de los niños, y cómo cuando estos no son adecuadamente contenidos o acompañados, acogidos por quienes los crían, quedan a la deriva, peleando solos frente a sus cambios hormonales y neurobiológicos que pueden llegar a tener consecuencias graves para su bienestar.

Experiencias adversas en la niñez (EAN)

La doctora Nadine Burke, pediatra canadiense es parte de un equipo que desde hace años viene dando a conocer de forma cercana, enfática y clara, un estudio sobre las Experiencias Adversas en la Niñez (EAN) y cómo éstas afectan el desarrollo humano en su totalidad.

La información que este estudio entregó al mundo da sustento a parte del modelo de Crianza con Ternura, al conocerlo y aumentar la conciencia, empoderando la reflexión de las familias para la crianza de nuestros hijos e hijas, nos posibilita restaurar a quienes crían y ejercen roles educativos, sólo así proteger no solo a “nuestros niños” sino a todos aquellos que lo necesiten.

A finales de los años 90, los doctores Vincent Felitti (Kaiser Permanente de San Diego) y Bob Anda (Trabajador del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Atlanta), hicieron estudio en donde se le consultó a 17.500 personas sobre sus experiencias dolorosas (lo que nosotros llamamos "experiencias adversas den la niñez") o “heridas de infancia”.

Entre muchas interrogantes formuladas existió una pregunta que resultó ser reveladora : ¿Qué peso tenías cuando iniciaste tu vida sexual? Las respuestas fueron esclarecedoras y también dolorosas.

Muchos de los pesos entregados por las personas investigadas eran muy bajos, en especial en aquellas personas que buscaban tratamiento contra la obesidad.

Sus conclusiones llevaron a entender que muchos de ellos en su inicio sexual eran aún niños y probablemente muchos habían sido abusados.

Felitti y Anda, construyeron la hipótesis de que las experiencias dolorosas de la niñez, tenían un potencial transformador en los cerebros y cuerpos de las personas, y que muchas de estas experiencias traumáticas podían ser la fuente del sufrimiento de diversas enfermedades en la vida adulta.

Su desafío era probar su idea por lo que se abocaron a investigar más profunda las variables que consideraban relevantes. Sus resultados son el sustento de nuestra apuesta para abordar la Crianza con una mirada más responsable y por supuesto basada en evidencia.

Adverse Childhood Experiences Study (ACES) refiere al estudio de las experiencias adversas en la Niñez (EAN), este estudio reveló una relación poderosa entre nuestras experiencias emocionales como niños y nuestra salud física y mental como adultos. De hecho, el estudio ACE muestra que los humanos convierten las experiencias emocionales traumáticas infantiles en enfermedades orgánicas más adelante en la vida.

Situaciones traumáticas que marcan la infancia

En función de diferenciar diversas situaciones que pudieran generar altas dosis de estrés en la infancia, estos dos académicos organizaron su estudio en base a diez experiencias traumáticas:

  1. Abuso emocional.
  2. Abuso físico.
  3. Abuso sexual.
  4. Negligencia emocional.
  5. Negligencia física.
  6. Maltrato violento a la madre.
  7. Abuso de sustancias en el hogar.
  8. Enfermedades mentales en el hogar.
  9. Separación o divorcio de los padres.
  10. Encarcelamiento de un miembro del hogar.

Estas diez experiencias son las más recurrentes y que conllevan altas dosis de estrés que tóxico, que tiene la facultad de modificar la arquitectura de nuestros cerebros, generar una reacción de alerta permanente y desregular nuestros sistemas nerviosos, endocrinos e inmunes, entre otras cosas.

Los resultados empeoran cuando desde el mundo adulto que “debería cuidar”, no hay una respuesta adecuada, de sostén, regulación y protección.

Como producto fundamental de su trabajo generaron un cuestionario con la nómina de estas experiencias y comenzaron a pedir a sus pacientes que contestasen si habían vivido o no alguna de estas experiencias en su niñez. Por cada “sí”, se recibía un punto en la escala de Experiencias Adversas en la Niñez.

Posteriormente chequearon las historias clínicas de los pacientes consultados, con la idea de verificar sus hipótesis y poder correlacionar si esas experiencias dolorosas en la infancia, podrían o no seguir afectándolos en la adultez, pero expresándose con otro tipo de sintomatología médica.

Las consecuencias de vivir experiencias adversas en la niñez

Una de las cosas que llamaron su atención, es que de los encuestados, alrededor de un 70% tenía por lo menos un EAN. Lo grave, es que uno de cada ocho tenía el registro de cuatro de estas “malas experiencias” traumáticas o de multiestrés.

Pudieron corroborar que había una relación directa entre el número de EANs que una persona tenía y su salud, es decir, si tenías más EANs tu salud era cualitativa y cuantitativamnete peor.

Algunas de las cifras complejas, es cómo con cuatro o más EANs, hay inmediatamente 2,5 veces más riesgo de tener enfermedades pulmonares crónicas e incluso hepatitis; para la depresión, el riesgo aumenta en 4,5 veces; y para el suicidio, 12 veces.

El resultado es que los niños y niñas que crecen bajo el estrés tóxico, se vuelven hipersensibles a cualquier estímulo, sea adverso o no. Desarrollando un miedo generalizado, teniendo dificultades en su desarrollo social y emocional.

El rol de la familia en la crianza 

Entre tanta experiencia adversa, otros investigadores quisieron dar un paso más allá y fueron a buscar aquellas fortalezas familiares que podían cumplir la función de amortiguador de estas experiencias de estrés en la infancia.

Y la conclusión principal es la función trascendental que tiene el cuidado y el rol de los adultos significativos para los niños cuando estos logran un cuidado integral.

Eso tenían las familias que actuaban como escudos protectores de aquellos niños que, por alguna razón y aun viviendo situaciones complejas, lograban reducir el impacto del estrés en sus vidas.

Estas fortalezas tienen que ver con:

  1. El sentido de ser amado.
  2. El sentido de ser importante.
  3. Contar con necesidades de salud cubiertas.
  4. El sentido de la lealtad.
  5. El sentido de apoyo.
  6. El sentido de cercanía.
  7. El sentido de protección.

Esto quiere decir que, cuando criamos, tenemos el potencial de crear una contención que tendrá un efecto protector en la vida de nuestros hijos.

Crianza con Ternura: Un enfoque integral de desarrollo

A contar del año 2011 la Dra. Anna Christine Grellert, profesional de World Vision, viene desarrollando un modelo de intervención denominado Crianza con Ternura, en el que ha integrado un enfoque de desarrollo humano y social a partir de crianza desde: la espiritualidad, el desarrollo evolutivo y cultural, el enfoque de derechos, paradigmas latinoamericanos de la educación y de las relaciones socioeconómicas, ligadas al respeto, la colaboración y el quiebre de la crianza patriarcal. Uno de sus trabajos más relevantes es la investigación que realizó en Argentina.

También puedes ver su explicación sobre el enfoque de Crianza con Ternura:

Y si vamos más allá, si estos modelos traspasan nuestras familias y comienzan a imperar en nuestras sociedades, no solo nuestros hijos se beneficiarán, sino los niños de nuestro país y sus futuros hijos e hijas.

Cada uno de nosotros es indispensable para cambiar la historia de nuestros niños. Somos responsables de crear el mundo en el que vivirán nuevas generaciones.

Por lo tanto comprométase a CUIDAR, con las implicancias que esto tiene: C de contención, U de unión, I de interacción, D de diálogo, A de amor y R de respeto.

Para tener más información sobre el tema que tratamos acá, te invitamos a ver la siguiente Charla TED titulada "Cómo el trauma infantil afecta la salud durante toda la vida" impartida por la Pediatra Nadine Burke: 

 

 

27/11/2018

Artículos más leídos