<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=595473081093353&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

No lo hagas: 10 formas que vulneran los derechos de los niños

World Vision Chile
lunes 6 de septiembre - 2021

No lo hagas: 10 formas que vulneran los derechos de los niños

Muchas veces podemos estar vulnerando los derechos de los niños sin darnos cuenta. Como papá, mamá o cuidadores, es importante conocer los derechos de los niños y procurar no vulnerarlos. 

Bien es sabido que la crianza de los niños hace décadas atrás no cuidaba respetos y más bien maltrataba y vulneraba sus derechos. Este patrón de conducta se ha traspasado de generación en generación y a pesar de que hoy los padres, madres y cuidadores cuentan con muchísima información y grupos de apoyo, cuesta cambiar el patrón de crianza no respetuosa que se trae desde la infancia.

El 50% de los niños y niñas de Chile es criado en base al castigo y es sujeto de al menos un tipo de violencia. Conoce aquí los derechos del niño, niña y adolescente.

¿Cuándo vulneramos los derechos de los niños?

La vulneración de derechos se refiere a cualquier situación en la que niños, niñas y adolescentes estén expuestos a peligros que puedan dañarlos física o psicológicamente. La vulneración puede llevarse a cabo por padres, familiares o cuidadores ya sea por maltratos o negligencia. 

Si bien la ley protege a los niños, niñas y adolescentes, existen una serie de actos de violencia y maltrato que pueden afectar la garantía de sus derechos.

No lo hagas: 10 formas que vulneran los derechos de los niños

10 formas de vulnerar los derechos de los niños:

  • Palabras que duelen: Tratar a los niños de “tontos” porque les cuesta hacer una tarea, hablarles con palabras groseras y humillantes, es vulnerar su derecho a la salud psicológica, por el contrario de debe brindar un ambiente grato y seguro para su desarrollo, aunque no lo creas, hablarles con palabras bonitas y con respeto refuerza su seguridad y autoestima. 

  • Desigualdad de géneros: Prohibirle usar ciertos colores para vestir o caer en los estereotipos de género en sus juegos, puede incurrir en una humillación. Los niños tienen derecho a expresarse libremente y los adultos cercanos a ellos deben promover su libertad, no reprimirla. 

  • No respetar sus gustos: Si a menudo intentas imponerle cosas que no son de su agrado ¡cuidado! puedes perder su confianza, recuerda que los niños y niñas son individuos con sus propias capacidades de decidir, los adultos somos guías, pero no debemos imponer.

  • Obstaculizar visitas parentales: En muchos casos de padres separados se puede obstaculizar las visitas con abuelos, tíos y primos, incluso padre o madre. Todos los niños tienen derecho a tener una familia y a mantener un vínculo con ella. Si bien es posible que sus padres estén separados, no es bueno que los menores escuchen malos comentarios de sus padres, ni sean testigos de peleas o diferencias familiares, que, si bien siempre pueden ocurrir, no debiesen afectar la relación del menor con su círculo familiar. Aislar a un niño o niña sin las razones correspondientes es vulnerar sus derechos. 

  • Deserción escolar: Tal como en el punto anterior, el derecho a la educación también se vulnera si no hacemos todo lo posible porque un niño, niña o adolescente se mantenga en el sistema escolar, llevarlos a trabajar a temprana edad o permitir que deserte de sus estudios es vulnerar sus derechos.

  • Violencia intrafamiliar: Cuando un adulto está siendo víctima de maltrato por parte de su cónyuge, también se vulneran los derechos de los niños que viven en ese hogar. Los niños comienzan a preocuparse por temas que no debieran a tan temprana edad. Además, un niño que vive en un hogar violentado, tiende a normalizar la violencia y puede repetir ciertos patrones en su adultez. Aquí, claramente se vulnera el derecho a la salud e integridad física. 

  • Gritos y golpes: Cuando un niño, niña o adolescente es maltratado ya sea con castigos, palabras groseras e hirientes, humillado o golpeado, claramente se está vulnerando su derecho a la integridad física y psicológica. Si a menudo te descontrolas, y te encuentras en situaciones de estrés, por favor busca ayuda en tu círculo más cercano o apóyate en las diversas iniciativas que existen para detener el maltrato.

  • Cyberacoso o bullying: En los colegios se puede dar el abuso entre compañeros y el rol de los adultos es vital para detenerlo. Los niños tienen derecho a recibir protección, para evitar vulnerarlo conócelo, mantente atento a sus señales y a su estado de ánimo. Mantén una comunicación activa y anímale a que, si alguna vez le sucede algo, pueda utilizar los canales de denuncia y buscar ayuda.

  • Trabajo infantil: Según un estudio de la Universidad San Sebastián, se estima que un 6,9% de la población entre los 5 y 17 años trabaja en Chile, es decir, unos 230 mil niños y niñas aproximadamente. En esta instancia se vulnera el derecho a la educación, todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a acudir a una escuela. El trabajo forzoso puede traer graves consecuencias para su estado físico y psicológico.

  • Embarazo adolescente: El 2017 se registraron 17.242 nacimientos asociados a embarazos adolescentes. Los embarazos en menores de edad esconden 3 vulneraciones de derechos: el abuso sexual, la posible deserción escolar y la vulneración del derecho a la salud. Un gran número de menores de 15 años resultan embarazadas a raíz de abusos, el cuidado del bebe puede generar el abandono de los estudios y por último, los embarazos en cuerpos que aún no están desarrollados pueden contribuir a una mala calidad de vida de las mujeres, por causa del embarazo temprano, y a la muerte del bebé o de la madre durante la gestación o el parto.

Existen redes de apoyo en municipalidades y CESFAM de cada comuna donde se orienta acerca de la crianza respetuosa libre de violencia. Hoy los colegios prestan mucha ayuda para evitar el abandono escolar y prevenir embarazos adolescentes.

 

Promoviendo la crianza con ternura

Si pensáramos en los niños como sujetos de derecho, entenderíamos que durante la infancia es absolutamente normal y sano que corran, griten, y expresen sus emociones al límite, ya que están aprendiendo a regular y conocer sus emociones. Los adultos por nuestro lado debemos acompañarlos, enseñarles a identificar las emociones y canalizarlas de la mejor manera, si, por el contrario, nos descontrolamos, les gritamos o golpeamos, aparte de no colaborar, estamos vulnerando sus derechos.


La Crianza con Ternura es un enfoque de desarrollo integral de la niñez propuesto por World Vision, que a través del reconocimiento de los derechos del niño, refuerzos positivos y el entrenamiento de la autonomía desde temprana edad, busca la transformación de las desigualdades y la violencia que impide la vida plena de la infancia. Si quieres saber más acerca del estudio realizado por World Vision ingresa aquí.

 

Nueva llamada a la acción