<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=595473081093353&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
BANNER FONDO BLOG

11 de febrero: Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

World Vision Chile · jueves 11 de febrero - 2021 >

hollyjolley

Como consecuencia de la socialización de género que recibimos desde que nacemos, hombres y mujeres vamos “aprendiendo” que existe un orden de género que se expresa en roles diferenciados que se espera cada uno/a vaya cumpliendo a lo largo de la vida. Así niños y niñas reciben distinta estimulación, juguetes, alternativas de proyectos de vida, expectativas, que van marcando la trayectoria de cada uno/a y que se traduce en desigualdad.

La persistencia de estereotipos de género incide en la forma en que las familias, escuelas, y niños y niñas perciben sus habilidades y competencias, influyendo en su rendimiento académico y elecciones en el futuro, limitando las posibilidades de desarrollo. Así los niños se orientan en mayor medida a las ciencias y las matemáticas y las niñas y jóvenes hacía las ciencias sociales, artes y humanidades, encontrándose sub representadas en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (denominadas disciplinas STEM por su sigla en inglés)

A nivel internacional y según cifras consignadas por un estudio realizado por UNESCO, sólo el 35% de estudiantes que se matriculan en las carreras vinculadas a las STEM en la educación superior son mujeres, y se han señalado diferencias en estas disciplinas. Sólo el 3% de las estudiantes de la educación superior, por ejemplo, escogen realizar estudios en el ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Estas disparidades de género son tanto más alarmantes cuanto que se considera que, en general, las carreras vinculadas con las STEM constituyen los empleos del futuro, la fuerza motriz de la innovación, del bienestar social, del crecimiento inclusivo y del desarrollo sostenible. (UNESCO, 2019; https://es.unesco.org/themes/educacion-igualdad-genero/stem)

En el caso de Chile, solo una de cada cuatro matrículas en áreas STEM corresponde a mujeres; junto con esto, en el ámbito tecnológico, solo un 5% de la fuerza laboral es ocupado por ellas (Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, 2018). Por ello, y a partir del 2019, se está implementando en el país el Programa SAGA-UNESCO que es una metodología que mide la participación de las mujeres en STEM, lo que permitirá contar con información relevante para definir las medidas que sean necesarias para ir acortando brechas y derribando barreras que favorezcan la participación de niñas y mujeres en el ámbito de las ciencias.

Educación No Sexista

Implementar acciones que busquen identificar las inequidades para abordarlas es una excelente iniciativa que permitirá que cada día más mujeres se incorporen a espacios masculinizados como los STEM, pero también lo es generar cambios en el proceso de socialización que experimentan niños y niñas, por ello, implementar estrategias que busquen cuestionar estereotipos sexistas resulta fundamental para generar cambios en el orden de género:

Incluir la igualdad de mujeres y hombres en el proyecto educativo de las Comunidades Educativas, en las programaciones curriculares y en la asignación de responsabilidades y espacios.

Realizar periódicamente formación para las y los docentes en coeducación y estrategias para favorecer la educación en igualdad de género.

Seleccionar materiales escolares, libros de texto, recursos pedagógicos y proyectos educativos no sexistas, así como trabajar contenidos que fomenten los valores de igualdad, como, por ejemplo, canciones, libros, referencias y modelos que contribuyan a ofrecer una visión nueva y más acorde con la igualdad entre los sexos.

Estipular que el profesorado evite tratar de forma diferente a los niños y a las niñas en clase según su género y los/las motiven a participar por igual en las tareas en el aula y a compartir por responsabilidades de la misma forma.

Fomentar en clase y fuera de ella juegos y juguetes neutros, cooperativos y compartidos. Sería necesario establecer, como política de centro, que los patios sean coeducativos, es decir, que cuenten con tres espacios bien diferenciados: un área de juego tranquilo, otra de movimiento y psicomotricidad, y otra de experimentación con la naturaleza.

Colaborar con las familias y formarlas para proporcionarles pautas y criterios a practicar en casa para evitar los estereotipos sexistas. https://www.educaweb.com/noticia/2018/06/26/propuestas-educar-igualdad-genero-educacion-infantil-primaria-18509/

Worl Vision cuenta con material que puedes descargar, que aborda temáticas relacionadas con la desigualdad de género con foco en la niñez, adolescencia y familias que te invitamos a revisar y compartir.

11/02/2021

Artículos más leídos