<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=595473081093353&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
BANNER FONDO BLOG

Qué opinan los padres del retorno a clases presenciales

World Vision Chile · lunes 5 de abril - 2021 >

Con la llegada de diversas vacunas de la mano de una extensa campaña de inoculación en el país, comienza a surgir la esperanza de que muy pronto la situación sanitaria podrá mejorar.

Llegado el momento ¿será conveniente enviar a los niños a clases presenciales? Si bien la gran mayoría de ellos prefieren asistir al colegio, siempre está el temor de que puedan contagiarse.

El dilema de las clases presenciales2

Los niños quieren volver

A la gran mayoría de los niños les gustaría volver al colegio, muchos extrañan el ambiente, a sus amigos y comunidad educativa. Recordemos que antes de la pandemia los niños permanecían en promedio 8 horas diarias en los centros educativos. Ahí aprendían, sociabilizaban y generaban vínculos con sus profesores y asistentes de la educación. 

En una actividad realizada por World Vision en la comuna de Cerro Navia, conversamos con alumnos de un colegio que contaba con clases presenciales y online, donde la gran mayoría de ellos manifestó sus ganas de volver a clases presenciales.

Tal es el caso de Sofía, que prefiere ir al colegio, porque así puedo estudiar, crecer mucho y ser inteligente. Aquí estoy con mis compañeros y compañeras, el colegio me queda cerca de la casa y puedo venir caminando, es mucho más divertido aquí. Me da un poquito de miedo contagiarme, pero no conozco a nadie que se haya enfermado. Sofía, además, dice estar aburrida en la casa.

Islande, asiste a clases online, pero extraña el colegio y cuenta que le gustaría  volver para aprender más. Cuando iba al colegio me gustaba hacer deporte, jugar fútbol, bailar”, recuerda.

Lourdene, también asiste a clases online y debe turnarse al teléfono para poder asistir, ella nos cuenta que “me gustaría volver a clases para jugar al pillarse con mis amigos”. 

Justamente el encierro es un factor clave en los efectos que esta pandemia ha causado en los niños. En nuestro artículo “Cómo el confinamiento ha afectado la salud mental de los niños”, se puede conocer claramente cómo ellos reciben el mayor impacto. En él se mencionan 3 efectos clave en su salud mental: 

  • Problemas de ansiedad: los niños absorben el estrés de su entorno y se preocupan por el bienestar de su familia.
  • Problemas de sueño: falta de ejercicio diario y desórdenes de las rutinas, pueden hacer que se queden despiertos hasta tarde.
  • Falta de concentración en clases: difícil asociar la casa como un lugar de estudios y existen muchos más factores distractores.  

Nueva llamada a la acción

La decisión es de los padres

Independiente del anhelo que tengan los niños de volver a encontrarse con sus amigos, cambiar de ambiente y salir de la casa, siempre existe el riesgo de contagio al asistir a clases. Sin embargo, son muchísimos los factores que influyen en esta decisión.

Fabiola es apoderada de tres niños que asisten a un establecimiento de La Florida. Fernanda (13), Antonella (11) van al colegio, mientras que Ignacio (2) va al jardín infantil. Fabiola cuenta que “las dos niñas siempre han tenido problemas de concentración.

Antes de la pandemia ambas asistían a clases de reforzamiento, pero el año pasado la situación fue dramática. "El colegio enviaba las tareas y yo tuve que tomar el rol de profesora, leía las guías y ni siquiera yo entendía la materia para explicárselas a ellas, fue desesperante”, cuenta Fabiola. 

El dilema de las clases presenciales

Necesito que mis hijas aprendan, no tengo los recursos para contratar a alguien que las ayude con su reforzamiento. Así que decidimos como familia que una vez que comiencen a disminuir los casos y el colegio nos dé la opción, las enviaremos a clases presenciales. Los adultos estamos estresados, y sumado al encierro y la precariedad económica, las niñas han absorbido todo y creemos que por salud mental deben regresar al colegio”.

Úrsula, apoderada de Cerro Navia nos cuenta que desde el año pasado en casa “ha cambiado bastante el sistema, estar con ellos  y sus personalidades, por un lado es bonito porque así los conoces mejor. Pero debes darte el tiempo de estar con cada uno, porque cada uno tiene sus demandas. El primer año fue complicado, ahora estamos más adaptados”.

“Para asistir a clases online se turnan con el teléfono, se desconcentran, se paran, se van a jugar y ahí tengo que estar yo encima de ellos, haciendo de profesora.  Este año preferí no mandar a los niños al colegio hasta que la situación esté más controlada. Me gustaría tener más seguridad y que el virus esté mucho más controlado para poder mandarlos con más confianza”, nos cuenta Úrsula.

Cada hogar vive sus propias situaciones y está claro que no todas las familias han vivido el confinamiento de la misma manera. Se recomienda conversar acerca de las ventajas y desventajas de asistir a clases presenciales, poner todo en una balanza y tomar la decisión que más les acomode de acuerdo a su realidad familiar.

Si bien las familias han puesto lo mejor de sí, no todas cuentan con los recursos para brindar educación y salud mental para los integrantes del hogar. En World Vision estamos trabajando para apoyara los niños, niñas y adolescentes, en situaciones de vulnerabilidad para que continúen estudiando y puedan optar a un mejor futuro.

¡Hazte parte!

Nueva llamada a la acción

05/04/2021

Artículos más leídos