25/04: Día Internacional de la Lucha contra el Maltrato Infantil, una reflexión necesaria

Amanda Benavides · 25/04/2019 01:17:00 PM >

niños.JPG

El 25 de abril es el Día Internacional de la Lucha contra el Maltrato Infantil, una fecha que se crea con el fin de fomentar los derechos de los niños a nivel mundial, así como para generar conciencia y compromiso de nuestra sociedad sobre las consecuencias del maltrato contra niños y niñas.

En el caso de nuestro país, nuestra legislación aún no consagra el Buen Trato como un derecho fundamental de los niños y niñas. Este derecho comprende una crianza y una educación no violenta, basada en el amor, la ternura, el afecto, la comprensión mutua, el respeto recíproco y la solidaridad, a la vez de que también debiera hacerse un llamado a prohibir cualquier tipo de castigo físico o humillante.

Definiendo el maltrato

La definición de maltrato debe tomar en cuenta, al menos, tres criterios: en primer lugar, la consideración de una acción u omisión como «maltrato» depende, en muchos casos, de la edad del niño o niña; en segundo lugar, la situación psico-fisiológica que puede condicionar las consecuencias de la acción u omisión ejercidas, conllevando a una relativización de su consideración como maltrato; y, en tercer lugar, hay que tener también en cuenta que no necesariamente todos los actos de maltrato tienen por qué dejar secuelas inmediatas y visibles; esto es especialmente relevante ya que las consecuencias importantes de los casos de maltrato infantil no suelen ser las físicas, sino las que afectan al desarrollo a medio y largo plazo.

Algunas de las clases de maltratos son:

Físico: cualquier acción intencional que provoque daños físicos en el niño, sean estos visibles o no, como por ejemplo: quemaduras, golpes, pellizcos, fracturas, entre otras.

Psicológico: es cualquier actitud que provoque en el niño o niña sentimientos de descalificación o humillación.

Por negligencia: es la no protección del niño ante eventuales riesgos y la no atención de sus necesidades básicas cuando los padres o cuidadores están posibilitados para hacerlo.

Abuso sexual: es el ejercicio abusivo de poder de un adulto hacia un niño que implica la satisfacción sexual de quien lo ejerce en detrimento y desconocimiento de la voluntad del niño. Otra forma de someter a los niños a situaciones de violencia es cuando estos son testigos de maltrato o abuso sexual hacia terceros. Se considera que las consecuencias son similares a las que experimentan los niños que viven la situación de violencia en forma directa.

Existen algunos factores que determinan o promueven el maltrato:

• Modelo autoritario en donde no se consideren los derechos de los niños

• Tratamiento de los niños y niñas como propiedad privada

• Notable verticalidad y rigidez en la estructura familiar o escolar

• Uso de castigos físicos como método educativo

• Ausencia de recursos alternativos para promover conductas positivas

• Carencia de autocontrol en las personas adultas para responder y comportarse frente a los conflictos.

Este maltrato siempre tiene como resultado conductas negativas, por ejemplo, fugas del hogar, conductas auto lesivas, hiperactividad o aislamiento, bajo rendimiento académico, deficiencias intelectuales, fracaso escolar, trastorno disociativo de identidad, delincuencia juvenil, consumo de drogas y alcohol, miedo generalizado, depresión, rechazo al propio cuerpo, sentimiento de culpa, vergüenza, agresividad, problemas de relación interpersonal, entre otros, por tanto es absolutamente falso que la disciplina punitiva conduzca a un mejor desarrollo del ser humano.

¡Cómo celebrar este día!

World Vision es parte de las organizaciones de la sociedad civil reunidas en la Mesa de Infancia de la Comunidad de Organizaciones Solidarias y se hace parte de la invitación a celebrar el Día Mundial de Lucha contra el Maltrato Infantil. Para ello sugerimos realizar junto con los niños y niñas algunas de las siguientes actividades.

1.- Termómetros de Buen Trato: diseñar carteles en forma de termómetro en el que se coloque el 0 en el punto medio. A partir de ahí, gradúa hacia abajo las acciones u omisiones que constituyen el maltrato colocando cerca del cero las menos graves y sucesivamente a partir de allí las que constituyen mayor riesgo. Al contrario, a partir del cero hacia arriba gradúa las acciones de Buen Trato.

2.- Los derechos humanos que no han sido reconocidos en ninguna normativa (como por ejemplo, la felicidad, la risa, la duda, entre otros) requieren una declaración pública. Por eso invitamos a realizar un ejercicio escrito en el que los niños, construyan La Declaración de los Derechos que faltaron, con sus respectivas opiniones.

Fuente: Mesa de Infancia de la Comunidad de Organizaciones Solidarias

25/04/2019

Artículos más leídos